Tras varios meses de negociación, Adolfo Utor y el grupo de empresas Matutes han decidido poner fin a su relación de más de 17 años como socios en Balearia.

Hasta ahora, Utor controlaba el 57,5% de las acciones y Matutes el 42,5%, pero con el acuerdo alcanzado, el empresario controlará a partir de ahora el 100% del accionariado de la naviera que fundó. En cualquier caso, ambas partes han querido resaltar «su fluida, enriquecedora y fructífera relación, basada en la mutua confianza«.

Asimismo, han destacado que se sienten orgullosos y satisfechos de los resultados alcanzados, al haber contribuido a la consolidación de una naviera de renombre en España y que se ha convertido en un referente internacional en sostenibilidad y digitalización.

El Grupo Matutes destinará esta desinversión a su negocio principal, en el segmento hotelero, mientras Adolfo Utor afronta esta nueva etapa con plena confianza en el proyecto. «Hemos tenido un buen año, hemos superado la pandemia con éxito y afrontamos el futuro con renovada energía e ilusión», ha asegurado el empresario.