Durante la reciente Cumbre Empresarial organizada por la CEOE, el presidente de Aena, Maurici Lucena, ha señalado que invertirán más 1.200 millones de euros en infraestructuras entre los años 2020 y 2021. Así, continuarán con sus proyectos de ampliación en los aeropuertos de Barajas y El Prat, aunque es posible que se retrasen bastante respecto a las fechas previstas inicialmente.

El gestor aeroportuario, que ha sufrido caídas del tráfico de pasajeros de más del 99% en abril y mayo, ha logrado reducir casi en un 40% el gasto de efectivo, con un ahorro de unos 100 millones de euros mensuales. Además, ha cerrado una ronda con diferentes entidades bancarias para obtener liquidez, lo que le permite contar en este momento con alrededor de 3.000 millones de euros.

Por otro lado, acaba de aprobar un descuento en las tarifas de aterrizaje para las aerolíneas, con el fin de fomentar el movimiento de aviones en los aeropuertos y está colaborando con todos los agentes implicados y las autoridades nacionales y europeas para rediseñar los procesos aeroportuarios.

Si bien es cierto que la crisis económica y el impacto psicológico del confinamiento afectarán al transporte aéreo en los próximos meses, la empresa pública ya ha establecido unos protocolos seguros en cuanto a la desinfección, gestión de colas, distancias mínimas, aforos y toma de temperatura.