Asamblea ordinaria de Aesba en un tren entre Algeciras y ronda

La asamblea ordinaria de Aesba ha tenido lugar en un tren como protesta por los retrasos en la línea Algeciras – Bobadilla.

Desde la Asociación de Empresas de Servicios de la Bahía de Algeciras (Aesba) han reivindicado una solución ante la saturación de los fondeaderos del puerto de Algeciras, que se suma a los problemas que el puerto plantea a las empresas para ofertar sus servicios a las navieras, entre ellos el de reparaciones de buques o el de recogida de residuos procedentes de la limpieza de tanques de los petroleros.

Los socios también han trasladado su malestar por la falta de respuesta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) a la demanda del colectivo de mantener una reunión para tratar todos estos temas.

Lo han hecho durante la asamblea ordinaria de la asociación, que se ha celebrado a bordo de un tren en el trayecto entre Algeciras y Ronda como acto de protesta por la lentitud en la modernización de la línea férrea Algeciras-Bobadilla

En el transcurso de esta reunión se ha puesto sobre la mesa la preocupación del sector ante la falta de fondeaderos que, unido al incremento del tráfico de avituallamiento, «está haciendo que el puerto priorice esta actividad» en perjuicio de otras actividades, según señalan desde la asociación. 

«Trabas» por parte del puerto

Así, las empresas pertenecientes a esta asociación ven cómo la APBA «está poniendo ciertas trabas» a la hora de atender a buques interesados en reparaciones o en retirada de residuos procedentes de los tanques de petroleros, una actividad en auge mientras que en Gibraltar ha descendido.

El puerto da la posibilidad de realizar estas operaciones en atraque y no en fondeo, «lo cual encarece el servicio y conlleva el desvío de buques a otros puertos», según señalan desde la asociación, en la que no entienden «por qué el puerto no autoriza el fondeo», mientras se plantea la posibilidad de poder realizar, por ejemplo, el servicio de limpieza de tanque en fondeo siempre que el barco realice otro servicio. 

Desde Aesba se oponen a dicho requerimiento, ya que «no se puede obligar a un barco a hacer dos servicios en vez de uno”. También han reiterado su malestar «porque los socios esperan una respuesta de la Autoridad Portuaria desde abril», mes en el que se solicitó una reunión del consejo de navegación portuario para tratar este asunto.