Para impulsar el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones de la industria aérea, Kuehne + Nagel y Air France KLM Cargo han lanzado la primera ruta aérea de cero emisiones entre Norteamérica y Europa.

Esto supone un paso más hacia el desarrollo comercial de combustibles alternativos y el compromiso de las aerolíneas por un futuro sostenible para la aviación.

El proyecto consiste inicialmente en la utilización durante todo el año de un nuevo combustible para aviación 100% sostenible, SAF, para el transporte de la carga de Kuehne + Nagel en los vuelos regulares de la compañía aérea entre Los Ángeles y Ámsterdam.

El acuerdo está en línea con los programas de sostenibilidad de ambas partes para tratar de conectar personas y enviar mercancías a través de una logística sostenible.

Por ello, han decidido unir fuerzas para trabajar en sus ambiciones comunes y conseguir un futuro sostenible, si bien desde Air France KLM Cargo esperan que pronto se sumen a la iniciativa SAF otros clientes.

Con características químicas y físicas casi idénticas a las del combustible convencional para aviones, el SAF es la medida más eficaz que tiene la industria en la actualidad para reducir significativamente su huella de carbono.

Para garantizar que la conexión sea totalmente neutra en carbono, todas las emisiones de CO2 generadas durante la producción, el procesamiento y el transporte de SAF serán compensadas por Kuehne + Nagel.