El Ayuntamiento de Oliva, en Valencia, ha modificado las normativas urbanísticas que regulan las construcciones en suelo industrial para facilitar la implantación de empresas logísticas. La decisión llega tras una petición de Grimald Patrimonial para levantar un centro logístico de Ale-Hop, en el que se invertirán más de 10 millones de euros.

El cambio en la normativa no supone un aumento de la edificabilidad, pero permitirá que la empresa ubique en la misma parcela la nave y las oficinas. También será posible construir hasta tres plantas, dedicadas en este caso las dos últimas a oficinas.

La petición de la empresa se registró el pasado diciembre, cuando ya tenía prevista la instalación de un nuevo centro logístico en Oliva, con una serie de necesidades que se hacían extensibles al resto de negocios establecidos en el polígono industrial.

La edificación contará con 20.000 m² de planta y 4.000 m² en los dos pisos dedicados a I+D y oficinas. Además, se prevé que una instalación fotovoltaica ocupe una gran parte de la cubierta.

El centro logístico estará ubicado en la antigua fábrica de Cerámica Decorativa, en el polígono del Brosquil, sobre una superficie de 30.000 m².

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110