Un 78,9% de los transportistas valencianos prevé cierres de empresas para la segunda mitad de 2021 como consecuencia de la escalada de los costes directos, según refleja una encuesta realizada por Fvet.

De igual manera, seis de cada diez encuestados señalan la morosidad como otro de los principales lastres para el sector, junto con la competencia desleal, con un 56,7%, la elevada fiscalidad, con un 40,2% y la falta de chóferes, con un 36,1%.

Por otra parte, en relación con el impacto del coronavirus en las empresas transportistas de la Comunidad Valenciana, más de la mitad ha reducido su actividad en al menos un 25% durante el pasado ejercicio y, de entre estos, un 22,7% ha sufrido un descenso de entre un 25% y un 50%.

En este mismo sentido, un 25% de las empresas ha tenido que recurrir a un Erte para hacer frente a las circunstancias impuestas por la pandemia, aunque, hoy en día, la práctica totalidad de los encuestados afirma que los empleados ya no continúan en esta situación.

Perspectivas de futuro

De cara a futuro, el 84,4% de los profesionales del sector cree que la pandemia no ha reforzado al sector del transporte. Así mismo, la mitad de los encuestados ha asegurado que pese a que en lo que llevamos de 2021 ha experimentado un repunte poco relevante de actividad y de ingresos

Para el segundo semestre de 2021, se detecta una tendencia al incremento del volumen de actividad, aunque persisten problemas que dificultan la rentabilidad de las empresas.