La filial española de Amazon ha vuelto a romper sus propios récords en el ‘Prime Day 2017’ celebrado el martes 11 de julio, un día en el que ha vendido incluso más que en el ‘Black Friday’ de 2016.

Miles de ebooks y de dispositivos wearables, más de 15.000 auriculares y de 64.000 juguetes son algunos de los hitos alcanzados por el gigante del e-commerce durante esta jornada. 

Sin duda, el hito más importante, por demostrar todo el potencial logístico que tiene la compañía norteamericana, es el de haber entregado un smartwatch en Madrid sólo 21 minutos después de que el comprador hiciera click en la web. 

Las ventas del 11 de julio han sobrepasado a las de ‘Black Friday’ y ‘Cyber Monday’ también a nivel internacional, convirtiéndose en el mayor día de ventas en la historia de Amazon. 

Las ventas en el ‘Prime Day 2017’ han crecido más de un 60% comparado con las mismas 30 horas de 2016, y el crecimiento registrado en las ventas de pymes y emprendedores «ha sido incluso mayor», aseguran desde la compañía. En concreto, en la edición de 2017 han comprado artículos un 50% más de personas que en la del ejercicio anterior.

Algunas pymes españolas que venden sus productos a través de la plataforma aseguran que han podido vender en un día lo que venden en un mes.