La apuesta de Amazon por el mercado español continúa. El gigante del e-commerce tiene previsto construir un nuevo centro logístico de más de 100.000 m² en la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

Con él, pretende atender el creciente número de pedidos en la península, de artículos cada vez más voluminosos. Aunque no se han confirmado plazos, desde el diario La Información, apuntan a que estas nuevas instalaciones podrían estar operativas antes de que finalice 2021.

Allí, se gestionarán fundamentalmente los paquetes que por sus dimensiones no pueden colocarse en las estanterías estándar y que exigen un emplazamiento más grande, como los electrodomésticos o muebles.

Especialización de centros

Los nuevos proyectos de la multinacional tanto en Alcalá de Henares como en Illescas, donde apostará por potenciar la robotización, le están obligando al mismo tiempo a reconvertir el de San Fernando de Henares. Ahora, este centro se destinará principalmente al sector moda y a las devoluciones, aunque no se prevén cambios en la plantilla.

Como en el centro de Illescas, que se encuentra en fase de ampliación, en los picos de trabajo la nueva plataforma de Alcalá podría superar el millar de empleos directos, a los que se sumarían los contratados por Empresas de Trabajo Temporal.