Amazon empieza a operar desde su nueva estación logística de Amazon en Zaragoza esta misma semana.

La instalación de última milla dará servicio en Aragón y cuenta con una superficie de más de 6.600 m². Además, la multinacional norteamericana estima que contará con hasta 115 empleados y dará trabajao a unos de 300 conductores de empresas de reparto locales colaboradoras.

Las estaciones logísticas impulsan la gestión de la última milla de los pedidos del e-tailer estadounidense y ayudan a acelerar las entregas.

La operativa de Amazon incluye la llegada de paquetes a una estación logística desde los centros logísticos y de distribución de Amazon cercanos, que actúa como una plataforma cross-docking para distribución del último tramo de entrega sobre el terreno, para allí cargarse en los vehículos de reparto y finalmente entregarse a los destinatarios finales de los envíos de comercio electrónico.

La relación de Amazon con Aragón viene de antiguo, ya que tiene una plataforma en Plaza y, además, es una de sus bases para su área de negocio de servicios informáticos en la nube.