Amazon prevé focalizar sus inversiones este 2023 en tecnologías de seguridad para su red de transporte, con el fin de mejorar la seguridad integral en sus operaciones.

En concreto, la compañía tiene previsto invertir doscientos millones de dólares, equivalentes a unos 187,7 millones de euros al cambio, para mejorar la seguridad de su flota.

En particular, por un lado, la norteamericana ha mejorado los sistemas de seguridad activa y pasiva de su flota de transporte encargada de realizar los servicios entre sus plataformas logísticas, en el tramo anterior a la última milla. De igual manera, también ha introducido en este segmento sistemas de planificación y análisis predictivo para reforzar la seguridad de la flota.

Por otra parte, en la última milla, Amazon invierte para extender el uso de cámaras a bordo de las unidades y prevé que casi toda su flota de reparto tendrá estos dispositivos para abril de este mismo año. La compañía estima que el uso de estas cámaras ha permitido reducir los accidentes de sus furgonetas en un 35%.

La plataforma de comercio electrónico estadounidense también está impulsando mejoras de seguridad en su flota pesada, como dispositivos para señalizar la frenada con el fin de reducir los alcances en hasta un 30% o cámaras laterales que actúan como retrovisores para mejorar la seguridad perimetral de las unidades, especialmente durante las maniobras.

La compañía sigue adelante con ensayos de diferentes tecnologías con el fin de contar con todos los datos a la hora de tomar decisiones de inversión orientadas a mejorar la seguridad de sus operaciones con el coste adecuado.