furgoneta-amazon-prime

La nueva mercantil parte con un capital social de 3.000 euros.

Amazon no para de inventar nuevas iniciativas que demuestran su afán tentacular y que aprovechan las múltiples ventajas que le ofrece su estructura empresarial internacionalizada para poner en marcha nuevos proyectos.

Ahora, la multinacional estadounidense parece haber puesto sus ojos en la gestión del transporte, como parte de su afán por controlar con puño de hierro la gestión logística integral de sus servicios de comercio electrónico.

Según la propia compañía, «esta nueva entidad legal reúne a los equipos en Amazon que trabajan con los proveedores de entrega y transporte, incluidos aquellos que dan soporte a nuestros valiosos partners transportistas.»

En este sentido, según certifica el Boletín Oficial del Registro Mercantil, desde el pasado 31 de mayo opera en España la nueva Amazon Road Transport Spain, una filial del gigante norteamericano del comercio electrónico dedicada, como indica su objeto social, a la prestación de servicios logísticos y de distribución, en particular el transporte, la manipulación y el almacenamiento.

Esta sociedad de reciente creación tiene su domicilio social en la madrileña calle de Ramírez de Prado y parte con un capital social de 3.000 euros, cantidad insuficiente para gestionar de manera directa vehículos pesados, por lo que la filial parece dirigida al ámbito del transporte ligero.

De igual modo, la filial luxemburguesa de Amazon, Amazon UE SARL consta como socio único de la nueva Amazon Road Transport Spain, que, por su parte, cuenta con dos administradores solidarios, Paolo Patrone, directivo de Amazon en España, y Ramón Pazos, que hasta junio de 2017 aparecía como cargo de la toledana Aeronáutica y Automoción.