Los gigantes del comercio, como El Corte Inglés o Amazon entre otros, están ampliando sus capacidades operativas para llegar al cliente en sólo una o dos horas desde que pulsa el click de compra desde su ordenador o dispositivo móvil.

La multinacional cuenta con todo tipo de perfiles trabajando en las más de 20 instalaciones que tiene repartidas por el país.

En 2019, Amazon ha creado 2.200 nuevos empleos en España, elevando el número de trabajadores fijos hasta 7.000. Esto incluye todo tipo de perfiles y niveles de formación, desde puestos de nivel de entrada en operaciones a desarrolladores e ingenieros de software, negocios, científicos de datos y aprendizaje automático, así como expertos en la nube para Amazon Web Services.

Este departamento en concreto pondrá en marcha a finales de 2022 o principios de 2023 su nueva delegación en España, con un total de tres centros de datos. Además, las empresas que participan en la cadena de suministro de la multinacional han creado 8.600 empleos indirectos adicionales en España.

A esto hay que añadir que existen más de 8.000 pequeñas y medianas empresas españolas que venden en Amazon y que emplean a 10.000 personas. Desde que el gigante del e-commerce inició su actividad comercial en el país en el año 2011, ha invertido 2.900 millones de euros en infraestructuras e instalaciones, envíos, salarios y beneficios para los empleados, así como otros gastos de logística.

Su red en España está formada por más de 20 instalaciones entre las que se incluyen centros logísticos y de distribución, estaciones logísticas, oficinas corporativas y de atención al vendedor, así como centros de desarrollo de software, que trabajan en tecnologías de lectura y Kindle, aprendizaje automático o inteligencia artificial.