aduana

El nuevo Código Aduanero de la Unión introduce como principal novedad la obligatoriedad de que las terminales estén acreditadas como ADT.

La Asociación de Empresas Estibadoras, Anesco, ha solicitado una reunión con los responsables de la Subdirección General de Gestión Aduanera de la Agencia Tributaria para continuar analizando la implantación del nuevo Código Aduanero de la Unión en las terminales portuarias.

La patronal cuenta con un equipo de trabajo que ha estado estudiando en profundidad las repercusiones que tendrá para las empresas asociadas, dado que el 1 de mayo de 2019 finaliza el periodo transitorio establecido antes de la entrada en vigor.

En este grupo, se integran las principales compañías del sector, que han tratado de evaluar las posibles repercusiones, operativas y económicas que pueden tener los nuevos procedimientos que se implanten.

Para los empresarios es fundamental mantener una línea de diálogo permanente con la Agencia Tributaria para mejorar los distintos proyectos de la Administración en materia aduanera.

El nuevo CAU, que entró en vigor el pasado 1 de mayo de 2016, introduce como principal novedad la obligatoriedad de que todas las terminales portuarias deban estar acreditadas como Almacén de Depósito Temporal, ADT.

Las empresas estibadoras deberán cumplir a partir de 2019 con los requisitos que se establecen para los ADT en general y las terminales portuarias en particular, un asunto que la Asociación quiere tratar con la Agencia Tributaria.