El presidente de Aragón, Javier Lambán, recibe al alcalde de Teruel, Manuel Blasco

El presidente de Aragón, Javier Lambán, recibe al alcalde de Teruel, Manuel Blasco

La administración autonómica de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel han mantenido un encuentro oficial esta semana en el que, entre los temas tratados, han destacado el apoyo de ambas administraciones a la reivindicación del ferrocarril que tendrá lugar en Teruel el próximo sábado 21 de noviembre.

Las reclamaciones de la provincia turolense para llevar a cabo la necesaria inversión en la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto han recibido el beneplácito del gobierno autonómico, desde el que impulsan el proyecto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Para Aragón, su desarrollo supone una prioridad estratégica, ya que proporciona conexión con los principales puertos marítimos y refuerza las posibilidades logísticas de la Comunidad Autónoma.

Con el fin de impulsar este sector, desde el nuevo gobierno autonómico se ve «más razonable» incluir la línea ferroviaria que une la capital aragonesa con el puerto valenciano como un ramal del Corredor Mediterráneo, ante la posibilidad de que este reciba fondos europeos. 

Por otro lado, desde el Ayuntamiento de Teruel también han subrayado que este eje es un “proyecto de España”, que no supone renunciar a la Travesía Central del Pirineo pero que permitirá a más corto plazo beneficiar a las provincias aragonesas. 

Además, permitirá convertir a la ciudad de Zaragoza en un nudo de comunicaciones al estar conectada con otras cuatro grandes ciudades: Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia.