Atfrie muestra su rechazo contra la modificación de los pesos y dimensiones en el transporte de mercancíasamión

Tras el anuncio realizado la pasada semana por la secretaria general de Transporte, Carmen Librero, de que su departamento está realizando gestiones con la Dirección General de  Tráfico para incrementar la altura de los vehículos pesados de 4 a 4,5 metros, así como la MMA, que pasará de 40 a 44 toneladas, la Asociación  Española de Empresarios de Transporte bajo Temperatura Dirigida (Atfrie) ha mostrado su  «frontal y rotunda» oposición al anuncio y «rechazamos abiertamente todo intento de modificación de la normativa en este sentido«.

Para Atfrie la administración demuestra una gran «hipocresía» cuando se posiciona a favor del transporte por ferrocarril, criticando al transporte por carretera, sobre la base de que el mismo contamina, desgasta los firmes de las vías y producen inseguridad vial, «y ahora son los mismos que están detrás de esta pretensión de ampliación de la capacidad de carga de los vehículos y ampliación de sus medidas, que no significa otra cosa que mayor contaminación, mayor desgaste de los firmes y mayor inseguridad vial«, manifiesta.

Atfrie justifica su oposición en que esta medida va a suponer la «puntilla» para el sector el frigorífico, el más perjudicado dentro del sector transporte ya que tendrá que soportar el incremento de costes que acarrearía en cuanto a carburante, mantenimientos, incremento del valor del seguro, mayor riesgo en la conducción, etc.

La asociación también recuerda que este cambio en las medidas y pesos de los vehículos, supondrá una importante reducción en el empleo que genera el sector y una merma en la calidad del mismo, pues, ante mayor altura del vehículo, mayor altura de los palets que tendrán que manejar los conductores, mayor riesgo de accidentes de trabajo, mayor fuerza necesaria para su manejo, «ya que la administración no ha estado tan solícita a los intereses de los conductores en la prohibición de la carga por los mismos, como ha estado a los intereses de los cargadores«, advierte.

Para la asociación es «inadmisible» que para tomar la decisión no se haya contado con el sector, haciendo visible que uno de los más importantes cargadores, o su Asociación que mediante pretendidos gurús, parece tener «mayor capacidad de influencia en la administración que todo el sector».

Por este motivo, Atfrie entiende que esto debería hacer recapacitar al sector transporte, «a fin de unirnos contra una estocada fatal», y hace un llamamiento a las asociaciones que no quieran someterse al «ninguneo» de la administración y los cargadores a unirse en un frente común contra los megacamiones.