El sector logístico se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los sectores de mayor crecimiento e interés entre los inversores. Así se refleja en un informe de MVGM, según el cual los principales motivos han sido el auge del comercio electrónico y el aumento de la demanda durante el primer semestre de 2020.

La alteración de las cadenas de suministro durante la crisis ha dificultado la entrega de los productos a tiempo, al mismo tiempo que ha impulsado la demanda de espacio en los lugares más cercanos a los principales mercados de consumo.

Estas ubicaciones corresponden a nuevos espacios cerca de los núcleos urbanos y se caracterizan por un número elevado de muelles y grandes zonas de aparcamiento.

No obstante, las zonas logísticas más alejadas de las grandes urbes están reforzando su oferta por la aparición de nuevos fondos y desarrolladores logísticos tanto nacionales como internacionales.

En lo que se refiere a las rentas del sector logístico, se encuentran estables respecto al periodo pre-crisis y no se esperan caídas a corto plazo. En este sentido, conviene apuntar que en el segundo trimestre los propietarios trataron de llegar a acuerdos con los usuarios para bonificar, ofrecer incentivos o aplazamiento de pagos a cambio de algún tipo de contraprestación.

Una vez finalizado el tercer trimestre, la solicitud de incentivos por parte de los usuarios se ha reducido. Asimismo, se han empezado a reactivar las operaciones de inversión que se habían paralizado en los meses de confinamiento y se espera que la tendencia se mantenga en el último trimestre del año.