externalizacion-de-servicios

La externalización contribuye a mejorar la productividad y reduce los conflictos entre el personal.

‘Informe sobre la evolución de la externalización en España’que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 16 páginas y 1,4 Mb).

Con motivo de la crisis económica, muchas empresas han recurrido a la externalización. Según el ‘Informe sobre la evolución de la externalización en España‘, elaborado por GrupoUno CTC especializado en procesos de externalización, el porcentaje de empresas que recurrían al ‘outsourcing‘ en 2007 era del 35,2%, pero ocho años después, en 2015, esta cifra alcanzaba el 63,2%.

El área de negocio en el que más procesos de externalización se registran es, sin duda, la logística. Un 52% de las empresas españolas han recurrido a esta alternativa para transformar los costes fijos en variables y gozar de una mayor flexibilidad, siendo así capaz de adaptarse a la demanda del mercado en cada momento.

Además, según el informe, existen otros beneficios, como la mejora de la productividad o el incremento de las ventas, pero es la disminución de problemas entre el personal el beneficio que más ha sorprendido a los directivos de las compañías. 

Aún así, un 37% de las empresas españolas todavía no se ha decantado por dar el paso porque lo asocian a una restrictiva política de empresa o porque cuentan con procesos muy complejos o específicos que consideran que no podrían delegar. 

Entre las principales objeciones, también destaca el miedo a una mala ejecución del proceso o la disminución de la calidad de los resultados. Sin embargo, otro estudio elaborado por la consultoría Quint Wellington Redwood, asegura que, de las empresas que han externalizado sus servicios en 2015, un 78% continuará haciéndolo.

Áreas en las que se recurre al ‘outsourcing

La fabricación, la logística, el marketing y el área comercial son los principales ámbitos en los que se recurre al ‘outsourcing‘, pero en los últimos años se ha registrado un incremento en el número de empresas que externalizan el desarrollo de su ‘software’, principalmente para reducir gastos. 

Existen empresas especializadas en ofrecer estos servicios, como las agencias de marketing o de logística, que son subcontratadas por terceros para una actividad determinada. Por otro lado, existen empresas cuya actividad no está focalizada en estos servicios, pero con el paso del tiempo acaban adaptándose a las necesidades de sus clientes.