almacen logistico de mango

Ya se ha levantado la estructura metálica del centro logístico de Mango en Barcelona.

La construcción del nuevo centro logístico de Mango en Llissá de Munt, Barcelona, con una superficie de 93.000 m², que se puso en marcha el pasado marzo de 2013 con la aprobación del mismo por parte de la Comisión de Urbanismo de Barcelona, avanzan a buen ritmo para su entrada en servicio entre 2015 y 2016.

Una vez finalizadas las obras, el edificio principal alojará un centro de distribución de 93.000 m², comunicado con las naves perimetrales del sector, a través de túneles subterráneos que salvarán la conectividad por el subsuelo. En este centro se efectuará el almacenaje y la gestión del producto, y la posterior distribución a las 2.500 tiendas que tiene en todo el mundo.

La instalación contará con un almacén robotizado de 40 m de altura, con diversos silos de almacenaje, además de sistemas de distribución y operación de mercancías.

El proyecto de “parque logístico” de Mango se entiende a medio y largo plazo con la construcción de nueve naves logísticas, si bien a partir de la primera nave, las siguientes ocho se entenderán como una ampliación que se irá completando en los próximos diez o 15 años.

El proyecto en su conjunto supondrá al finalizar una superficie total de 300.000 m², a los que se sumarán otros 100.000 m² que serán destinados a servicios. Lo que supondrá una inversión total para la compañía de unos 360 millones de euros.