Guillén ya ha empezado a entregar a sus clientes el nuevo modelo de semirremolque B-Link para su utilización en la formación de combinaciones euromodulares de 25,25 metros de longitud.

El nuevo semirremolque B-Link tiene todo el bastidor galvanizado en caliente por inmersión en crisol de zinc fundido, una vez su estructura está completamente fabricada. Además, en la fabricación de todos sus componentes también se ha utilizado acero de alto límite elástico.

Este modelo de semirremolque es configurable tanto en lona corredera como en furgón, para adaptarlo a diversas necesidades, entre las que se incluyen la elevación de techo para circulación a diferentes alturas o los sistemas de doble piso en los furgones.

Todas las unidades del B-Link se equipan con sistema de frenos E.B.S. con CAN router y el sistema R.S.S. de ayuda contra el vuelco, etc.

De igual modo, el equipamiento incluye un sistema tándem de dos ejes desagregados con freno de disco de 19,5, lo que aporta una capacidad de carga sobre ejes de hasta 20 toneladas. Así mismo, las configuraciones de altura de la quinta rueda pueden ir desde los 1.050 hasta los 1.180 mm., en función de las necesidades de cada cliente.

Por último, los pies de apoyo delanteros del B-Link son regulables y extraíbles. Estos pies se almacenan en alojamientos especiales habilitados a este efecto en el cuello del semirremolque para ganar estabilidad en operaciones de carga y descarga, cuando se encuentra desacoplado de la tractora.

El nuevo B-Link de Guillén ya está disponible en el mercado.

El nuevo B-Link de Guillén ya está disponible en el mercado.