La naviera Balearia retomará a partir del 1 de mayo las conexiones directas en alta velocidad desde la península, concretamente desde el puerto de Dénia, Alicante, a Formentera con el fast ferry Ramon Llull, programación que se alargará hasta el 27 de septiembre.

Uno de los motivos para retomar esta actuación es el buen resultado registrado por la línea en 2014, año en que duplicó los pasajeros que utilizaron la misma con respecto al ejercicio anterior, hasta un total de 55.000 personas. 

Por ello, este 2015, entre los días 1 y 21 de mayo, el ferry Ramon Llull operará sábados y domingos. A medida que avance la temporada, se irá ampliando la programación, primero se sumarán los lunes, jueves y viernes, posteriormente será diaria, y del 24 de julio al 31 de agosto se añadirá un servicio extra de viernes a lunes.

Por tanto, el buque, que realiza el trayecto en dos horas y media, operará hasta finales de septiembre entre cinco y siete servicios semanales, saliendo de Dénia todos los días a las 9.00 horas y regresando desde Formentera a las 21.00.

Cabe destacar que, cuando en plena temporada se doblen los servicios de viernes a lunes, las salidas extra serán a las 12.00 horas de Formentera y a las 18.00 horas de Dénia.

Mejoras en el fast ferry 

Balearia está preparando el fast ferry Ramon Llull, con una eslora 83 m de y capacidad para 90 vehículos, para seguir ofreciendo un servicio óptimo a las 477 personas que puede transportar navegando a una velocidad de hasta 32 nudos.

Con esta ampliación de las conexiones y la mejora del barco, la naviera sigue apostando en la conexión de la pitiusa menor con la península, una línea que ofrece desde hace 10 años, primero con escalas en Ibiza, después con tres conexiones semanales directas, y por segundo año consecutivo con conexiones diarias, e incluso dobles los fines de semana, en plena temporada alta.