Baleària y opera con su ferry propulsado a gas natural ‘Martín i Soler’ en la ruta entre Barcelona e Ibiza.

El buque se convierte así en el octavo de la naviera preparado para navegar con esta fuente de energía más limpia y, al tiempo, es también el quinto barco de la naviera al que se le han adaptado los motores para navegar a GNL.

La operación de ‘retrofit’, que se ha llevado a cabo durante los últimos meses en los astilleros West Sea de la localidad lusa de Viana do Castelo, ha permitido convertir los motores B&W 9L 48B del buque, de la marca Man, a motores duales 9L51/60DF, que pueden usar gas natural o diésel.

Así mismo, se ha instalado un tanque de almacenamiento de GNL en una de sus cubiertas interiores, que le permite tener una autonomía de más de 1.000 millas náuticas.

Merced a la remotorización, la embarcación dejará de emitir anualmente unas 885 toneladas de NOx, lo que supone una reducción de un 85%, y unas 9.200 toneladas de CO2, con una rebaja de un 30%.

Además, se han instalado sensores para monitorizar el consumo de combustible y las emisiones en tiempo real, como ya se ha hecho en otros buques de la flota.

Con la remotorización del ‘Martín i Soler’, Balearia cuenta ya con ocho de los nueve barcos previstos en su plan de flota a gas, tres de ellos de nueva construcción, y cinco remotorizados, mientras que durante este 2021 está previsto que se inicie el retrofit del último de ellos, el ‘Hedy Lamarr’.

El ‘Martín i Soler’ tiene una eslora de 165 metros y una capacidad para 1.200 pasajeros y 560 coches.