A pesar de la crisis provocada por el Covid-19, Bergé sigue manteniendo sus servicios para dar soporte a las cadenas de suministro de mercancías hacia Norteamérica y potenciar los procesos de importación y exportación para todo tipo de industrias.

Para ello, está impulsando las líneas regulares de Grimaldi y ACL hacia esta zona, a través de salidas semanales desde los puertos de Bilbao y Amberes con destino a los puertos de Halifax, en Canadá, y los de Nueva York, Baltimore y Portsmouth, en Estados Unidos.

En este sentido, ya se han programado cuatro servicios desde Bilbao para el 27 de abril y para los días 5, 12 y 19 de mayo, y otros cuatro desde Amberes para los próximos 1, 8, 14 y 21 de mayo. Estas salidas se suman a los servicios que ofrece Grimaldi en la costa este de Sudamérica, la costa oeste de África, el Mediterráneo, México y el Golfo de USA, y a los que ofrece ACL en otros puertos de Norteamérica y Reino Unido, como Norfolk.

Al margen de estas líneas, Bergé ha podido mantener su actividad logística portuaria con los buques que tienen solicitada la escala, e incluso ha reforzado su labor de consignación e interlocución para coordinar eficientemente los servicios que presta en 26 puertos españoles. A esto se añaden sus servicios de almacenaje, de gestión de stocks, de transporte y como transitario.

Para garantizar su prestación, ha puesto en marcha un plan de continuidad de negocio para toda la cadena logística, incluyendo servicios relacionados con el transporte marítimo, la logística de valor añadido, las operaciones portuarias, la gestión aduanera y la logística de automoción.