Berlys ha iniciado las obras de ampliación de su planta de la localidad navarra de Tajonar, con el fin de que las nuevas instalaciones estén operativas en el primer trimestre de 2018.

Esta ampliación supondrá una inversión de dos millones de euros, está orientada a fortalecer su división de bollería y se engloba dentro del plan estratégico 2017-2021 que el fabricante de masas congeladas de panadería, bollería y pastelería lleva a cabo para lograr productos más innovadores y por diversificar su oferta.

El nuevo almacén frigorífico para congelados tendrá una superficie de 1.526 m² y capacidad para 2.000 palets, que se sumarán a los 1.300 de la fábrica navarra en estos momentos.

La planta de Berlys en Tajonar, que cuenta con una capacidad de producción de alrededor de 18.000 toneladas anuales, está especializada en la elaboración de productos de bollería.

Berlys fabrica en sus instalaciones navarras toda su gama de bollería laminada, como croissants, napolitanas, masas danesas y hojaldres. Esta área de negocio representan el 31% de las ventas totales de la empresa, que en 2016 alcanzaron los 226 millones de euros.

Por canales de venta, panaderías y comercios suponen el 58% de la facturación de Berlys, mientras que la gran distribución constituye un 22% de su cifra de negocio anual.