La revolución que está viviendo el sector automovilístico se reflejaen muchos de los movimientos empresariales que se están produciendo de un tiempo a esta parte y que implican integraciones entre entidades de diferentes segmentos que marcan el caminno al sector hacia proveedores de servicios de movilidad con un alto componente tecnológico.

En este sentido, Bridgestone parece querer entrar en el desarrollo de camiones autónomos y ha realizado una inversión minoritaria en la estadounidense Kodiak Robotics.

El fabricate de neumáticos estima que esta operación le permitirá integrar sus tecnologías de neumáticos con detección inteligente y sus soluciones para flotas en los camiones autónomos de nivel 4 de Kodiak Robotics.

Así mismo, también se baraja la posibilidad de que ambas empresas pongan a prueba futuras tecnologías de neumáticos inteligentes y autónomos para mejorar aún más la inteligencia del vehículo y avanzar hacia un futuro de movilidad más seguro, más eficiente y más sostenible.

De igual manera, Kodiak y Bridgestone trabajarán conjuntamente en la tecnología de camiones autónomos, desde neumáticos y sensores hasta mantenimiento predictivo, con el fin de aunar diferentes tecnologías para mejorar la seguridad del vehículo, la eficiencia de las flotas e impulsar soluciones de conducción autónoma, aprovechando las sinergias que ofrece el conjunto de tecnologías basadas en la nube de Bridgestone.

Kodiak utiliza una flota de camiones de largo recorrido autónomos de nivel 4 en el estado de Texas con un conductor de seguridad a bordo.