centro-logistico-de-conforama-en-francia

Se prevé un futuro aumento de los valores del capital a medida que se acerca el final del año.

La situación política y macroeconómica sigue complicando el avance de los principales sectores en el entorno europeo, destacando la desaceleración del mercado de inversión inmologístico, que sin embargo, se ha visto compensada por la mejora de la rentabilidad en el segundo trimestre de 2019.

Este hecho se produce tras una marcada contracción durante 2018, que afectó al 75% de los mercados, llegando a mínimos de los últimos diez años en todos ellos salvo en el de Moscú.

Los discretos niveles de disponibilidad y la falta de nuevo stock en Europa han presionado al alza los alquileres prime, una tendencia que se mantendrá hasta final de año, pues muchos mercados siguen por debajo de los niveles de alquiler registrados al final del último ciclo.

Teniendo en cuenta que las rentabilidades se encuentran todavía en niveles bajos y que existe margen para que los alquileres suban en los próximos trimestres, se prevé un futuro aumento de los valores del capital a medida que se acerca el final del año.

Por otro lado, desde Knight Frank destacan el caso de Suecia, donde gracias a la adquisición de dos grandes operaciones de carteras transfronterizas por parte de una REIT cotizada en bolsa y un fondo de capital privado, los volúmenes de inversión en logística se dispararon un 242% en términos interanuales.

En cuanto a Finlandia, pese a ser un mercado más pequeño, se registró un aumento de los volúmenes de inversión del 437% debido al crecimiento generalizado del número de operaciones.