Una inspección subacuática eficiente de los buques mercantes es fundamental en la industria naval, ya sea para sustituir las inspecciones periódicas en dique seco o para realizar verificaciones de daños en el casco.

En su afán por seguir mejorando este proceso, Bureau Veritas ha llevado a cabo un proyecto piloto de inspección submarina en remoto, por medio de drones, en el ferry Méditerranée de la naviera francesa Corsica.

Gracias a la tecnología Seasam de la empresa Notilo Plus, especializada en soluciones submarinas autónomas, se ha efectuado una visita submarina en el ferry, situado en Marsella, supervisada por el equipo de Bureau Veritas desde su sede central en París.

A lo largo del proyecto, los drones se han posicionado como una alternativa al proceso tradicional de inspección mediante buzos reconocidos, pues es posible efectuar operaciones más seguras y reducir las interferencias con las operaciones del buque.

Además, las imágenes generadas son de mayor calidad y la implementación del sistema es más sencilla.Por otro lado, esta tecnología incluye una plataforma para compartir vídeos de mayor precisión, y una plataforma segura de datos con informes muy intuitivos y detallados.

En conclusión, las inspecciones submarinas en remoto mejoran la seguridad, reduciendo el riesgo, el tiempo y los gastos, y proporcionando mejores resultados.