El Reino Unido permite realizar cabotaje ilimitado durante un período de 14 días desde la llegada del vehículo al país desde el pasado 28 de octubre y hasta el 30 de abril del próximo 2022.

Las autoridades del país han modificado sus reglas nacionales de cabotaje, ampliando el periodo y la cantidad de operaciones que pueden realiza un vehículo extranjero dentro de dicho país, tal y como habían anunciado y venían analizando en las últimas semanas.

De esta manera, el Gobierno británico espera que esta extensión temporal del cabotaje ayude a aliviar las presiones en las cadenas de suministro que surten al archipiélago relacionada, a juicio de las autoridades, con la escasez de conductores de vehículos pesados, un problema que rebasa las fronteras británicas y que se extiende por toda Europa occidental.

La modificación normativa permitirá por tanto hacer cabotaje en Reino Unido por un plazo de 14 días, contando desde la llegada del vehículo a dicho país y de forma ilimitada, de tal modo que los vehículos extranjeros que hayan llegado al país para llevar mercancía podrá realizar todas las operaciones de cabotaje que estimen oportunas durante ese período.

Así mismo, estas operaciones podrán realizarse tanto al amparo de la licencia comunitaria como bajo el uso de una autorización ECMT.

Esta extensión en los derechos del cabotaje está permitida para cualquier tipo de transporte y la medida puede ser revocada por el Gobierno británico cuando se estime oportuno.