Instalaciones de Calsina Carre en Pont de Molins

Instalaciones de Calsina Carre en Pont de Molins

El operador de transporte terrestre y logística Calsina Carré ha inaugurado esta pasado viernes la ampliación de sus instalaciones en la localidad gerundense de Pont de Molins, que han supuesto una inversión de 2,5 millones de euros, que se inscribe dentro del plan de expansión internacional.

Las nuevas instalaciones constan de 16.500 m² que incluyen un almacén, accesos y un área de servicios auxiliares.

Según María Cristina Carré, copropietaria de la compañía, las mejoras, entre las que figura también la del aparcamiento de flota y la de la entrada a las oficinas, refuerzan la apuesta de la empresa «por la innovación» y su compromiso con «las necesidades de los clientes«.

Por su parte, para la directora general de la compañía, Margarita Pagès, «las nuevas instalaciones cuentan con la tecnología más avanzada del sector que permiten realizar un seguimiento en tiempo real de las mercancías correspondientes a los más de 170.000 servicios anuales que se realizan«.

Este proyecto forma parte del proceso de internacionalización a Europa y al norte de África, donde Calsina Carré ya opera en la actualidad, que comenzó en 2003 con la implantación en Marruecos

En el año 1971, Jaume Carré Vicens y Cristina Calsina Suñer, fundaron Transports Calsina y Carré, una compañía dedicada en sus inicios a la carga completa terrestre. Actualmente la segunda generación de la familia, integrada por Ramon, Maria Cristina y Josep Maria, han convertido a la compañía en un Operador Logístico Integral, con una fuerte presencia en Europa y el Norte de África.

Calsina Care, que da empleo a medio millar de personas, cerró el pasado año con una facturación agregada de 106 millones de euros y cuenta con una flota propia de más de seiscientos vehículos y más de un millar de clientes de sectores como los de la automoción, química o alimentación.