Si la crisis sanitaria supone una aceleración de la transformación energética, en el ámbito de los vehículos pesados, el tránsito requiere de una serie de pasos intermedios, hasta que el desarrollo tecnológico permita contar con unidades con prestaciones similares a las anteriores, tanto en velocidad comercial, como en capacidad de carga.

A todas luces, en el escenario actual, el gas natural está llamado a jugar un papel fundamental en el camino hacia un transporte más sostenible y eficaz.

Como ejemplo, Carrefour ha vuelto a incrementar su flota de camiones propulsados por gas natural licuado disminuyendo de este modo sus emisiones de CO2 y ya hace el 90% de los servicios a sus hipermercados en Madrid con vehículos alimentados con gas natural.

De esta manera, consigue una reducción anual de emisiones de 7.000 toneladas de CO2 y asegura su compromiso con el desarrollo sostenible y como organización enfocada en la reducción del efecto invernadero.

Concretamente, el operador ATDL ha adquirido dos tractoras Iveco 460 S Way correspondientes al pedido de diez unidades planteado para este 2020.

Con esta incorporación, el operador logística alcanza los 30 vehículos propulsados por gas en su flota y, de este modo, continúa con su plan estratégico para aportar soluciones más sostenibles en el transporte en España.