La Junta de Castilla y León ha suscrito esta semana un protocolo de colaboración con las principales patronales del sector del transporte por carretera de viajeros y de mercancías de la región para favorecer la empleabilidad y promoción profesional de las mujeres.

Con esta iniciativa se pretende impulsar el empleo femenino en una actividad económica donde la brecha de género es todavía muy amplia, según las autoridades castellanoleonesas.

Según datos del Gobierno de Castilla y León, la presencia femenina en las plantillas de compañías de transporte y logística se sitúa en el 22 % de media en Europa y en el 7 % en España.

En este sentido, el acuerdo ise pretende impulsar políticas empresariales de igualdad y de prevención de la violencia de género, junto con Fecalbus, Asetradis, Fetracal, Cyltra y Upatrans.

Este acuerdo se prolongará durante dos años, prorrogables por otros dos, y se centrará prioritariamente en tres ámbitos.

Por un lado, la promoción de la igualdad y la prevención de la violencia de género. En segundo término, el impulso a la inserción laboral femenina, con especial consideración a las mujeres víctimas de violencia de género. Y el tercer campo de acción será el fomento de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito empresarial del transporte.

En este sentido, el compromiso comprende medidas de inserción socio laboral de mujeres con dificultades de acceso al empleo, especialmente de víctimas de la violencia de género y otras mujeres en situación de vulnerabilidad, así como la formación de conductoras y la realización de estudios con perspectiva de género para reducir la brecha de género existente en el sector

Por su parte, las patronales se comprometen a facilitar la formación de su plantilla; y a impulsarla adopción de planes de igualdad, así como de medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral y de fomento de la corresponsabilidad.

Además, también se prevé el lanzamiento de una campaña de publicidad y sensibilización a la población con la finalidad de avanzar en la superación de estereotipos de género en el sector del transporte.

Mujeres y jóvenes son la gran esperanza para un sector que necesita un relevo generacional y savia nueva ante la acuciante escasez de conductores que se vive en gran parte de los países occidentales.