Castillo Trans ha renovado toda su flota de 175 camiones y la ha incrementado en 25 nuevas unidades de cara a las próximas campañas, con la incorporación en total de 200 Renault Trucks T520 High Sleeper Cab para servicios de transporte internacional.

Los vehículos tienen activado el sistema de gestión de flotas Optifleet con módulos para controlar a distancia todos los tiempos de actividad y descarga, datos de la tarjeta del conductor y memoria del tacógrafo, así como para geolocalizar los vehículos.

Además, los camiones también vienen equipados con la interfaz de gestión de flotas FMS Gateway versión 3G, que permite gestionar el sistema de peaje para camiones alemán Toll Collect.

Las nuevas unidades cuentan con cabina aerodinámica con deflector de techo, deflectores laterales, depósitos de gran capacidad, baterías de tecnología Gel y sistema de control predictivo que analiza los recorridos y almacena los datos para predicción de las rutas y optimización de consumo.

Castillo Trans, empresa especializada en servicios de transporte internacional ubicada en la localidad alicantina de Benejúzar, realiza más de 850 expediciones semanales, con un volumen de 11,5 millones de kilos de mercancías y un total de 835.000 kilómetros recorridos.