IALA Asociacion Internacion de ayudas a la Navegacion Maritima y Autoridades de Faros

El Congreso de Ministros aprobó el pasado martes 8 de julio la Ley de Navegación Marítima.

Tras la aprobación el pasado martes 8 de julio de la Ley de Navegación Marítima, desde CCOO han señalado que, si bien se encuentran satisfechos ante la adopción de enmiendas planteadas desde el sindicato, también han destacado que existen en la Ley «lagunas importantes» en lo que respecta a las enmiendas de tripulación, de las dotaciones y la figura del capitán.

Entre las enmiendas que se han tenido en cuenta, desde el sindicato resaltan el cumplimiento del Convenio Marítimo 2006 de la OIT, incluyendo lo relativo al derecho de las Autoridades españolas de inspeccionar los buques sea cual sea su bandera. 

Pero por otra parte, también han señalado que se han producido lagunas importantes al rechazarse las enmiendas de tripulación, ya que el Artículo 160 de la nueva norma ha eliminado la categoría de Maestranza, aunque “sin perjuicio de las ordenanzas y laudos que la sustituyan”.

Lo mismo ha sucedido con el Artículo 162 relacionado con la nacionalidad de las dotaciones ya que se ha aprobado apostillando que el resto de la dotación en el caso de buques mercantes deberá ser de nacionalidad española o de algún otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo, al menos en un 50%».

Desde el sindicato critican que «no se ha sabido mantener la debida defensa de la figura de los capitanes de los buques» ya que su cese, recogido en el artículo 172, no establece la normativa jurisprudencial que el Tribunal Supremo ha venido determinando, a lo que se ha de sumar la «incongruencia» al establecer el artículo 184 la Primacía del criterio profesional del Capitán sobre el armador y fletador y definir que no podrá ser despedido. 

Con respecto a la problemática de polizones, aunque desde el sindicato señalan que era necesaria «más claridad aún», entienden que «se ha mejorado la redacción en su articulado», para resolver la problemática que suponen los polizones a bordo de los buques, al desembarcarlos en cuanto se arribe a puerto español.