El sindicato CC.OO. ha anunciado que recurrirá ante la Audiencia Nacional la decisión del ministerio de Trabajo de desestimar el recurso presentado conjuntamente con UGT contra el ERE propuesto por Transportes Ochoa.

Según ha señalado en un comunicado, “CCOO no se resignará a la irracional y desproporcionada decisión de Trabajo, y aparte de la oportuna demanda ante la Audiencia Nacional buscando una decisión mas ajustada a derecho, apoyará a aquellos trabajadores que quieran impugnar individualmente sus despidos”.

Asimismo, anuncia la decisión de estar personado en el concurso declarado el pasado día 5 en pro de aclarar y depurar responsabilidades en el mismo. Para el sindicato, el ministerio de Trabajo “redunda en el error cometido por la Dirección General de Trabajo”, y desestima los recursos de alzada interpuestos por CCOO y UGT contra la resolución extintiva en el ERE de Transportes Ochoa, que propone rescindir los contratos de 200 personas de la plantilla, y reducir jornada y salario en un 10% del resto.

Decisión carente de lógica

En opinión del sindicato, la decisión de Trabajo es “carente de argumentos lógicos y razonables, incumpliendo no solo lo dispuesto con los parámetros anteriores al RD 3/12, sino que también incumpliría los parámetros del propio texto de la injusta reforma laboral, al no existir ni un solo criterio que identifique la afectación a trabajadores ni nominativa, ni funcional, ni geográficamente”.

Para el sindicato, ”es un error querer ver problemas económicos en una empresa con resultados propios de la actividad positivos y con un patrimonio propio de mas de 55 millones de euros, y confundirlos con los resultados financieros negativos producto de las inversiones inmobiliarias de la compañía de transporte durante la década anterior, siendo estas fruto de decisiones ajenas al negocio”.

Solicutud concursal

Como ya informó en primicia cadenadesuministro.es, Transportes Ochoa presentó presentó voluntariamente el día 27 de junio la situación concursal en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Zaragoza. Esto provocó la suspensión del servicio de paquetería, al decidir algunos proveedores autónomos de la empresa no prestar servicio de transporte.

Además, la decisión provocó una huelga en las plataformas hub de la compañía en Madrid y Barcelona, obligando a la compañía a dejar de prestar servicio y recurrir a otros operadores para cumplir sus compromisos con sus clientes. Posteriormente, el 16 de julio, la compañía anunció que retomaba su actividad después de tres semanas de paralización.