El responsable del Sector Ferroviario de CCOO en Extremadura, Miguel Fuentes, ha explicado que ambos sindicatos aprovecharán la cita para hacer llegar a las autoridades y sociedad extremeñas la importancia de reabrir las vías de transporte hispano-lusas, donde solo hay dos líneas de ferrocarril que unen pasajeros o mercancías de uno y otro lado, ninguna de ellas en Extremadura.

La primera reunión entre sindicatos se produjo hace escasas fechas en Lisboa, en la que se abordó, la creación de un grupo de trabajo para reactivar la comunicación ferroviaria, y consensuar la reunión en Extremadura, sin fecha fija aún.

Ambos sindicatos estudian además las capacidades que lograrían regenerarse en cada uno de los municipios de las regiones fronterizas con la llegada o regreso del tren hispano-luso, y el retorno de pasajeros y mercancías procedentes del país vecino.

Miguel Fuentes recordó que el Puerto de Sines se ha convertido, y lo hará aún más con infraestructuras como el Canal de Panamá, en una infraestructura muy importante en el transporte de mercancías para regenerar el ferrocarril hispano-luso y generar riqueza en los territorios.

Entre las acciones que se pretenden llevar a cabo entre ambos sindicatos están la interlocución con los Gobiernos central y regional y hacer «visible» la importancia de la regeneración del tren hispano-luso en el entorno extremeño.

Aún se desconocen las repercusiones laborales que tendrá la eliminación de las últimas líneas ferroviarias hispano-lusas suprimidas en Extremadura, «pero las tendrá seguro«, en opinión del máximo responsable del Área Ferroviaria en CCOO Extremadura.

Por ejemplo, con la desaparición del tramo que llegaba a Portugal desde Valencia de Alcántara, el responsable sindical se pregunta qué rentabilidad tendrá ahora esta línea desde el municipio hasta Cáceres, pues el «sentido» de este ramal era continuar por tierras lusas. «Habrá que ver la rentabilidad dentro de un año o dos«. Por ello, se sigue solicitando que se reabra más allá de Extremadura y que continúe por Portugal.