Renfe Mercancías ha obtenido la primera evaluación SQAS para el transporte de productos químicos, con lo que el operador ferroviario se consolida como proveedor de servicios logísticos estratégicos para este sector.

Con la certificación obtenida Renfe se consolida como socio logístico estratégico para el sector químico, mostrando su compromiso con el desarrollo sostenible y se posiciona como una empresa que opera bajo modelos de conducta responsable.

Esta evaluación es acorde con las exigencias especiales de almacenaje, distribución y transporte que requieren los productos químicos.

Además de la objetividad que aporta la obtención del SQAS, esta certificación permite a las empresas químicas comprobar el grado cumplimiento de Renfe Mercancías con la legislación vigente y al mismo tiempo, obliga a la empresa a mejorar sus sistemas de gestión de la seguridad, del medioambiente y de la calidad.

De igual modo, la certificación también obliga a integrar estos sistemas de gestión de forma que no se dupliquen procesos e información y a mejorar sus relaciones con clientes y proveedores