La Confederación Española de Transporte de Mercancías ha clausurado el XVIII Congreso Nacional este pasado viernes en Alicante, en un ambiente de moderado optimismo, tras los avances conseguidos en los acuerdos alcanzados con el Gobierno, que dan satisfacción a muchas de las reivindicaciones históricas del sector.

El presidente de la patronal del transporte, Ovidio de la Roza, en su discurso se ha referido al “enorme trabajo realizado por las asociaciones para identificar tanto los problemas más acuciantes del sector, como las medidas necesarias para dar respuesta a los mismos”.

De la Roza ha destacado que se han logrado medidas históricas como la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores, la obligación de actualizar los precios de los servicios según la variación del precio de los combustibles, la penalización de las paralizaciones o las ayudas directas y la bonificación de 20 céntimos sobre el precio de los combustibles entre otras.

También ha trasladado al director general de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, la necesidad de continuar trabajando para desarrollar algunas medidas que necesitan “mayor grado de definición y concreción”, haciendo hincapié en que “existe el compromiso del Gobierno para abordar de manera urgente su puesta en marcha”.

Entre estas medidas, se encuentran el abono de las ayudas directas al transporte, la devolución mensual del gasóleo profesional o la aplicación en el sector de los principios de la Ley de la Cadena Alimentaria “para que no se pueda trabajar por debajo de costes de explotación”, entre otras. Una medida que ha estado en el foco de la reciente huelga en el transporte de mercancías por carretera, y que habrá que ver cómo se pone en práctica.

A aprovechado De la Roza para denunciar que muchos cargadores están exigiendo a los transportistas que descuenten la bonificación de los 20 céntimos/litro de combustible de sus tarifas y ha pedido la colaboración del ministerio para dar fin a estas prácticas, asegurando que la Confederación hará todo lo que esté a su alcance para denunciarlo.

Finalmente, ha resaltado que el sector “no puede quedarse en esos acuerdos por muy buenos que sean” y ha ofrecido la ayuda y experiencia de la Confederación para llevar a cabo el Plan Impulsa y lograr la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera.

De la Roza ha concluido su discurso asegurando que la CETM seguirá trabajando para defender los intereses de las empresas del sector y ha apelado a la unión para lograrlo: “Los transportistas debemos ser conscientes de que el futuro empieza hoy mismo y que tenemos ante nosotros la oportunidad de continuar trabajando para garantizar el futuro de nuestras empresas”.

Por parte del Ministerio de Transporte, Jaime Moreno, director general de Transporte Terrestre, en su discurso de clausura ha indicado que “es bueno que nos volvamos a ver las caras y analizar de forma conjunta los retos del sector” y ha puesto en valor los acuerdos alcanzados entre el Comité y el Ministerio. Ha hecho una mención especial a la obligatoriedad de la cláusula de revisión del precio del combustible que, en su opinión, es una herramienta “crucial para avanzar”.

Moreno ha confirmado que los beneficiarios del descuento deben ser únicamente los transportistas y ha mostrado su apoyo. Con el objetivo de poner fin a este tipo de planteamientos, la próxima semana el Ministerio hará pública una nota metodológica en la que se explicará este asunto y ratificará que esta medida es una ayuda directa a las empresas de transporte para compensar el sobrecoste pagado por el precio de los carburantes durante el mes de marzo.

Se ha entregado la Medalla de Honor a Federico Martín, que presidió CETM Cisternas y falleció el 3 de abril de 2020.

Medalla de Honor de la CETM

En el marco del Congreso, se ha entregado la Medalla de Honor a Federico Martín, que presidió CETM Cisternas y falleció el 3 de abril de 2020. De la Roza ha rendido homenaje a su figura con un sentido discurso en el que ha expresado la dificultad para encontrar a gente como Federico, “capaces de emplear tiempo y energía de una manera completamente altruista a la actividad corporativa de su profesión”.

“Hombre extremadamente afable en el trato, de espíritu abierto, emprendedor e imaginativo, brillante, capaz de trasmitir ideas y conceptos novedosos con pasmosa precisión y lucidez, Federico Martín, ‘Fede’ para todos nosotros, no dejó indiferente a nadie”, ha resaltado. La Medalla de Honor ha sido recogida por su mujer, Julia Sancho y sus hijos, María y Kiko, incorporados a Transportes Martín, la empresa familiar que fue creada en 1925.