asamblea-cetm-2018

Ovidio de la Roza, entre Emilio Sidera, subdirector general de Ordenación y Normativa de Fomento, y Ruggero Mughini, director general de Iveco España, a la derecha.

A la federación de empresarios de transporte más grande del país le produce cierto recelo el hecho de que ningún representante del sector del transporte de mercancías por carretera, ni del Comité Nacional ni del Consejo, haya sido invitado a la toma de posesión de José Luis Ábalos, nuevo ministro de Fomento desde hace unos días.

Si a esto le añadimos, como ha afirmado Ovidio de la Roza, presidente de CETM en la asamblea general de la institución celebrada en Madrid la semana pasada, el hecho de que se mantenga una única Secretaría de Estado en la que se agrupan infraestructuras, transporte y vivienda, no es de extrañar que «el sector tenga sus cautelas» a la hora de ver cómo respira el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Así las cosas, CETM pide al Ministerio que les reciba a la mayor brevedad posible y en este mismo sentido, de la Roza también ha aprovechado la ocasión para solicitar a Fomento que intervenga como mediador con los cargadores, a través de la constitución de una mesa de negociación.

A juicio del presidente de la Confederación, hasta ahora «hemos estado perdiendo el tiempo con los cargadores» y, aunque se muestra partidario de llegar a un entendimiento con los clientes del transporte por medio de «acuerdos razonables», también ha afirmado que, ante esta situación de desánimo e intranquilidad que vive el sector pese a sus buenas cifras de actividad, «no podemos ni queremos aguantar más esta falta de respeto», para terminar explicando que «si hay que paralizar el país, se paraliza«.