Un primer semestre de 2015 satisfactorio para el transporte de mercancías por carretera con un crecimiento superior al 6%. Es el aspecto más positivo que el presidente de CETM, Ovidio de la Roza, ve para el sector en un momento de parálisis política y fin de legislatura que provocará que los grandes temas que de verdad importan a la carretera, como la aprobación del ROTT o la modificación de pesos y dimensiones, queden definitivamente pendientes para el próximo curso político.

En un largo e interesante encuentro con la prensa, el nuevo presidente de CETM ha hecho un análisis del momento actual por el que atraviesa el transporte por carretera y, haciendo gala de su discurso claro y contundente, ha alertado de la gravedad que suponen los “temerarios” tenders que hacen los cargadores o del peligro social que provocaría la eliminación de requisitos de acceso a la profesión con un mínimo de tres vehículos y sin límite de antigüedad.

De la Roza ha reconocido que tras el largo periodo de crisis, estar creciendo en estos momentos en torno al 6% hará que la demanda de transporte sea un importante motor para ayudar al PIB a superar este año el 3% de incremento. “Hay sectores industriales que van muy bien y demandan mucho transporte” y a pesar de la ligera caída de las exportaciones el consumo interno está creciendo en torno al 4% que compensa este retroceso”, ha incidido.

Con este panorama, De la Roza entiende que el “pesimismo” de los empresarios se ha reducido y prueba de ello es el notable aumento de las matriculaciones de nuevos equipos y en mayo, ha señalado, “han crecido un 34%”.

Males endémicos que persisten

Sin embargo, desde la patronal se lamenta que esta mejoría se ve lastrada por los “males endémicos que seguimos sufriendo”. En concreto, De la Roza se refiere a la morosidad en los pagos que “hace que la media de cobro esté en hasta 82 días, muy lejos de los 30 días que marca la ley”. En su opinión, esto provoca grandes problemas a las tesorerías de las empresas.

Otro de los males “históricos” que persisten en opinión del presidente de CETM es la dificultad de llevar el precio del transporte a los costes de las empresas. En este sentido, De la Roza se ha preguntado que qué pasa con los tenders o subastas que hacen los cargadores “donde se llega a ofrecer precios un 25% más bajos de lo que se cobraba hace años o de lo que es razonable”. En este sentido, considera que en este asunto se tienen que tomar decisiones por parte de los transportistas porque “la demanda crece pero seguimos sin lograr trasladar los precios a la nueva situación del mercado”.

En su amplio repaso de los asuntos, el presidente de CETM se ha mostrado consciente de la presión que realizan otros sectores empresariales del país para incrementar la fiscalidad del transporte. En concreto, Ovidio de la Roza se ha referido a patronales como Seopan “con constantes presiones al Gobierno para que se aplique la euroviñeta”.

Ovidio de la Roza admite que la CETM está dispuesta a aceptar pruebas piloto del camión 25,25 para ver cómo se comporta este tipo de vehículo.

Ovidio de la Roza admite que la CETM está dispuesta a aceptar pruebas piloto del camión 25,25 para ver cómo se comporta este tipo de vehículo.

Por ello, ha anunciado que su patronal intensificará también la labor de lobby en contra de esta medida y del aumento de fiscalidad en sí misma para el sector porque “creo que el sector del transporte paga en impuestos con creces lo que le corresponde, 11.000 millones de euros las mercancías y 25.000 millones de forma conjunta con viajeros”.

Fin de legislatura

La situación política del momento también ha sido abordada por Ovidio de la Roza. Así, considera que asuntos como el ROTT o la modificación de pesos y dimensiones “son difíciles de abordar porque la legislatura está agotada”.  A pesar de ello, reconoce que CETM está dispuesta a aceptar pruebas piloto del camión 25,25 para ver cómo se comporta este tipo de vehículo, “pero en las 44 tn u otros asuntos de pesos y dimensiones nuestra oposición sigue siendo radicalmente en contra y no entenderíamos medidas de imposición por parte de cualquier institución sin el consenso del sector”.

Cuestionado por cuáles cree que son los motivos reales de la paralización del ROTT a pesar de los compromisos del ministerio de Ana Pastor, De la Roza no ha dudado en señalar al enfrentamiento entre los ministerios de Economía y Hacienda con Fomento, “porque los primeros son partidarios de desregularizar completamente el transporte por carretera mientras que el segundo es más proclive a las tesis del sector”.

En este asunto, considera “una lástima” no haber alcanzado un acuerdo en el ámbito de la UE y ha lamentado que Europa camina hacia una regresión en la política europea de transporte sin unidad de mercadoponiendo todos los países nuevas fronteras administrativas y de normas en función de sus intereses”. De hecho, el presidente de CETM tiene dudas razonables sobre los conocimientos reales, más allá de los tecnológicos, que tiene sobre el transporte por carretera la actual comisaria del ramo Violeta Bulc.

IRU, ni está ni se la espera

En esta misma línea, también ha criticado la actitud de organizaciones como la IRU que “ni está ni se la espera” en los asuntos importantes del transporte y “no ejerce la función de lobby que debería tener en Bruselas”. De hecho, De la Roza ha reconocido que, tras tres intentos, la CETM no tiene intención de volver a pedir su ingreso en esta organización que agrupa a las principales patronales europeas del sector.

Otro asunto que preocupa mucho es la posibilidad de que se relajen los criterios para el acceso a la profesión suprimiendo la necesidad de los tres vehículos y sin límite de antigüedad. “Si ya hay problemas, esta situación por la que abogan algunas voces provocaría una situación todavía de mayor de miseria para el sector, porque accedería mucha gente y a medio plazo provocaría muchos problemas sociales y caos en el sector”.

En su largo repaso de la actualidad, De la Roza también ha asegurado que la posición del Gobierno en cuanto a la desaparición del sistema de módulos es “firme” y lo mantiene en un máximo de 75.000 euros. En todo caso, es consciente que hay grupos de transportistas que están presionando y manteniendo contactos con grupos políticos para elevarlos hasta los 150.000 euros por camión. Por ello, en su opinión podría producirse a última hora un cambio de criterios durante la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2016.

Por último, ante el incierto panorama política que se vislumbra para las próximas elecciones generales, con la irrupción de nuevos partidos políticos, Ovidio de la Roza reconoce contundentemente que “en CETM nunca bajaremos un ápice la defensa de nuestro sector”.