Etiqueta RFID de Checkpoint

Checkpoint ha implantado nuevas capacidades en su plataforma Check-Net para imprimir, codificar y verificar etiquetas RFID de forma rápida en los centros de impresión. El objetivo es reforzar los proyectos de etiquetado en origen de las cadenas minoristas de moda.

El nuevo sistema Check-Net es más rápido que las impresoras estándar de transferencia térmica y ofrece una alta precisión y calidad, incluyendo la impresión de etiquetas RFID multicolor. De esta forma, se puede imprimir y codificar un millón de este tipo de etiquetas en 24 horas.

Desde la gestión de los programas de Hard Tag Source hasta la reposición de etiquetas autoadhesivas de radiofrecuencia, RF, en rollo y las soluciones de etiquetas para la industria textil tejidas o impresas, el servicio facilita la totalidad del proceso del pedido y asegura que los productos correctos se entreguen en el momento adecuado.

Junto con los nuevos sistemas de impresión, Check-Net ofrece nuevos procesos y controles de calidad, incluyendo la reserialización individual para códigos EPC. Las impresoras cuentan con dispositivos de control EPC y se siguen estrictos procesos de fabricación para asegurar que las etiquetas RFID no usadas sean destruidas. Asimismo, Checkpoint utiliza una solución de embalaje anti-estática para evitar que se dañen los chips de RFID.

Además, de las capacidades mejoradas de impresión, codificación y prueba, esta plataforma también ha renovado la usabilidad de su sistema on-line de pedidos, permitiendo a los minoristas y fabricantes realizar sus pedidos en pocos pasos. Otras mejoras incluyen previsualizaciones de las etiquetas y visibilidad completa de los datos, incluyendo pedidos y facturas de todas las marcas para cada tienda alrededor del mundo.

Los nuevos sistemas de impresión ya han sido implementados en varias de las 19 localizaciones mundiales de Checkpoint y se están desplegando en imprentas de Asia, Europa y Norteamérica.