Camion en una aduana china

El sistema TIR apoyará especialmente la iniciativa ‘One Belt, One Road’.

La República Popular China se ha convertido en el 70º país en ratificar el Convenio TIR de Naciones Unidas, la normativa internacional para el tránsito aduanero global de mercancías, que hace que el cruce de fronteras sea más rápido, seguro y eficiente, e impulsa el comercio y el desarrollo.

Se trata de un paso importante para mejorar el transporte terrestre y multimodal entre Asia y Europa. De hecho, el sistema TIR, que entrará en vigor en China el 5 de enero de 2017, apoyará especialmente la iniciativa ‘One Belt, One Road‘ de China, cuyo objetivo es impulsar el comercio, el desarrollo y la cooperación en las antiguas vías de la Ruta de la Seda.

La adhesión de China abrirá nuevas rutas y oportunidades de transporte más rápido y eficiente con Europa, generando una sólida contribución tanto al transporte como al comercio, así como al crecimiento económico.

De la misma manera, los países que funcionan con este convenio en su entorno, incluidos Afganistán, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Rusia y Tayikistán, experimentarán mejoras en el transporte y en el comercio cuando esté operativo en China. En el caso de Pakistán, también está implementando este sistema, tras la ratificación del convenio el año pasado.

Desde la Asociación Internacional de Transporte por Carretera (Astic), celebran esta decisión por parte de las autoridades chinas, ya que supone la simplificación de los trámites aduaneros entre este país y los países europeos, lo cual fomentará su integración progresiva en materia de transporte y abrirá la puerta a nuevas oportunidades en el sector.

mapa de países que han ratificado el TIR