almacen-inteligente-de-cainiao

Los proveedores, consultoras y cargadores han otorgado a China el primer puesto en cuanto a crecimiento logístico.

En los próximos cinco años, China y La India serán los países emergentes que registrarán un mayor crecimiento de su mercado logístico, seguidos de Vietnam, Brasil, Indonesia y los Emiratos Árabes Unidos.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprende de la IX Edición del Índice Logístico de los Mercados Emergentes de Agility, que toma como punto de partida las cifras de una encuesta realizada por Transport Intelligence.

A la vista de estos datos, de los países analizados, serán Pakistán, Kenia y Bangladesh los que logren una menor expansión en posteriores ejercicios. No ha habido grandes cambios respecto a la encuesta de 2017, siendo los grandes mercados los que ocupan las primeras posiciones, un hecho que indica que el tamaño aún es un factor determinante del potencial logístico.

Sin embargo, es preciso señalar que China ha arrebatado por muy poco el primer puesto a La India, lo que indica que los proveedores, consultoras y cargadores que han participado en el estudio tienen más en cuenta las previsiones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional que las advertencias sobre una crisis de deuda.

Sorprende, eso sí, que La India baje al segundo puesto, dado el optimismo generado por el nuevo Impuesto de Bienes y Servicios que se aplicará en el país. En cuanto a Vietnam, que pese a tener un tamaño menor, asciende a la tercera posición, por su gran crecimiento tanto en el ámbito económico como en el comercial a lo largo de los últimos años.

Aspectos a tener en cuenta

Anteriormente, se situaba en cuarto lugar Brasil, hoy quinto, ya que los años de corrupción e inestabilidad política le han pasado factura. Para los encuestados, tanto la mejora económica como el aumento de los volúmenes gestionados son datos a tener en cuenta para hacer una correcta valoración del mercado logístico.

También influye la posición geográfica, las infraestructuras de transporte o el precio de la mano de obra. En el aspecto más negativo, los operadores evitan invertir en países con problemas de corrupción o infraestructuras escasas, y valoran en gran medida la normativa de cada zona, así como la seguridad.