Clark ha ampliado su serie S para incluir carretillas con motor de combustión interna con capacidades de 4 a 5,5 toneladas. Se trata de las carretillas diésel y GLP S40-S55 con ruedas superelásticas o neumáticas, que al igual que los modelos de 2 a 3,5 toneladas, están equipadas con sistemas de seguridad activa y un sistema de información inteligente.

Las carretillas tienen, entre otras cosas, frenos multidisco sin mantenimiento en húmedo, una caja de cambios duradera y protegida electrónicamente, mástiles de elevación probados con un robusto portahorquillas de seis rodillos, un eje de dirección extremadamente estable, y bastidores completamente soldados.

Además, ambas cuentan con motores Kubota. El motor diésel de cuatro cilindros con inyección de combustible ‘common rail‘ V3800-CR-TE5B tiene un control del motor totalmente electrónico, que lo hace más respetuoso con el medio ambiente.

Gracias al postratamiento de gases de escape integrado con catalizador de oxidación diésel y filtro de partículas diésel, cumple las estrictas normas de gases de escape de la fase 5 de la UE, al igual que el motor de GLP.

Los operadores pueden esperar bajos coses de operación y mantenimiento con la Serie S, además de largos intervalos de mantenimiento y un fácil acceso a los componentes más relevantes para el técnico de servicio. Así, los tiempos de inactividad se reducen al mínimo.

En cuanto a sus características de seguridad, destaca el freno de estacionamiento de conexión automática de serie. Por su parte, el sistema de control del vehículo impide que éste se ponga en marcha contra el freno de estacionamiento, que por otro lado, aumenta la seguridad en las rampas.

La función antirretroceso es de serie y puede activarse o desactivarse a través de los mandos, mientras que el interruptor de dirección integrado en la palanca hidráulica o minipalanca permite cambiar el sentido de la marcha sin tener que desplazarse.

Más ergonomía

El puesto de trabajo ergonómico permite al operario subir y bajar cómodamente mediante el amplio escalón antideslizante y el gran asidero. Clark ha colocado los cilindros de inclinación bajo la placa base, asegurando así una entrada y salida sin obstáculos.

La pantalla TFT en color proporciona información sobre los parámetros importantes del vehículo, como la velocidad de desplazamiento, el peso de la carga y el tiempo hasta el próximo mantenimiento.

Los mensajes de seguridad y advertencia pueden programarse individualmente. Además, si se desea, el vehículo puede programarse para que el motor se apague automáticamente al ralentí en cuanto el conductor abandone el asiento.

La protección superior proporciona una buena visión cuando se almacena y recupera en niveles altos de estanterías. Todas las variantes de mástil con elevación libre cuentan con cilindros primarios dobles para que el conductor tenga una visión sin obstáculos de las horquillas y la carga.

El equipamiento opcional incluye un indicador de peso de la carga, y un sistema de mástil vertical que coloca automáticamente el mástil en posición vertical para almacenar y recuperar la mercancía de forma rápida y segura. También se dispone opcionalmente de un limitador de velocidad, y de una cámara de marcha atrás.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110