Short Sea Shipping

Grimaldi señala la eficiencia del sistema normativo y las infraestructuras como puntos fuertes de España.

El impulso del Short Sea Shipping que Europa se ha marcado como objetivo para reducir el tráfico de vehículos pesados en las carreteras encuentra en España aspectos a pulir.

Para potenciar el uso de las autopistas del mar en el país, los puertos españoles deben flexibilizar los servicios de estiba, reducir o incluso eliminar la tasa sobre la mercancía, desarrollar una red ferroviaria que conecte los puertos de SSS con el centro de Europa, mientras que la Administración también debería incentivar el desarrollo de las Autopistas del mar con propuestas similares a la subvención italiana ‘marebonus’.

Así lo entienden en la naviera Grimaldi, que realiza más de 1.600 escalas en 11 puertos españoles anualmente, por lo que sus propuestas deben ser cuanto menos escuchadas teniendo en cuenta la experiencia de la naviera tanto en el país como en Italia.

Precisamente, desde el operador defienden que los puntos fuertes del país vecino en este ámbito son un sistema de estiba flexible, mayor competitividad del sistema portuario y las subvenciones antes citadas.

No obstante, España cuenta con otras características que permitirían fomentar el SSS, como son una normativa clara y eficiente, infraestructuras también eficientes y capacidad de los gestores para planificar y realizar planos estratégicos.

A modo de ejemplo, la naviera señala que el coste de escalar en el puerto de Barcelona con su buque Cruise Roma en el puerto de Barcelona es un 68% superior al de hacerlo en el puerto italiano de Civitavecchia.