CLH ha cerrado con Inter Pipeline la adquisición de las instalaciones de almacenamiento de productos líquidos de su filial Inter Terminals en el Reino Unido, Irlanda, Alemania y Países Bajos.

A la espera del visto bueno de las autoridades de competencia correspondiente, está previsto que la operación, en la que Citigroup ha actuado como asesor financiero, se complete en los últimos tres meses de 2020.

Con la compra, la compañía española incorporará 15 nuevas terminales de almacenamiento de productos líquidos a su red, que cuentan con más de 2,8 millones de metros cúbicos de capacidad y permiten almacenar un amplio rango de productos líquidos, entre los que se incluyen diversos productos químicos, así como combustibles tradicionales y biocombustibles.

De esta forma la compañía se convertirá en la principal empresa de almacenamiento de este tipo de productos en Europa y pasará a estar presente en ocho países.

La adquisición ofrece sinergias de integración de las actividades de las once terminales de Inter Terminals en el Reino Unido con CLH PS, la filial que ya tiene operativa la compañía en este país.

Además de las once terminales de Reino Unido, el acuerdo incluye otra terminal en Irlanda, donde también está presente CLH, a través de su filial CLH Aviation Ireland, que opera en el aeropuerto de Dublín, así como en dos instalaciones aeroportuarias más en Alemania y otra en los Países Bajos.