El aumento sin precedentes de la demanda para los servicios de transporte marítimo entre Asia y Europa ha forzado a CMA-CGM a aumentar su capacidad de servicio en estos trayectos.

En concreto, la naviera gala ha aumentado la capacidad asignada a las líneas entre Asia y Europa en un 6% anual para el cuarto trimestre de 2020.

De igual modo, el conglomerado también tiene previsto hacer más incorporaciones durante el primer trimestre de 2021, cuando estaba previsto la capacidad fuera un 10% mayor que en los últimos tres meses de este mismo año.

Para ello, CMA-CGM tiene previsto desplegar en los servicios entre Asia y Europa una nueva clase de nueve buques de GNL de 23.000 TEUs, de los que tres ya están en servicio.

Así mismo, también se ha incorporado capacidad adicional con más de 9,000 TEUs y salidas especiales desde China a Francia y los Países Bajos a finalees de este mismo mes de diciembre, al tiempo que se han eliminado los ‘blank sailings’ fijados en las líneas FAL 1 y FAL 3.

Por otra parte, también se han acelerado las rotaciones y se están potenciando conexiones directas para reducir los tiempos de tránsito, al tiempo que se han tomado medidas para ganar agilidad en la vuelta de contenedores vacíos a Asia, con el fin de reducir las demoras y evitar la congestión que se están produciendo en algunos enclaves asiáticos, desviando tráficos en aquellos casos necesarios.