Jose Ramon Obeso, presidente de Combiberia

José Ramón Obeso, presidente de Combiberia

A la espera de saber cuál es la decisión de Renfe sobre su participación en la compañía, Combiberia celebrará el próximo 26 de febrero su consejo de administración para dar el visto bueno a los resultados del ejercicio 2012 y que según ha señalado a cadenadesuministro.es el presidente de la organización, José Ramón Obeso, «son muy positivos«.

Así, Combiberia finalizó el ejercicio con un movimiento total de 55.200 utis (unidad de transporte intermodal) totales, lo que supone igualar los datos del año 2011. De este total, el tráfico generado entre Alemania y España representó 27.000 utis de entrada por Cataluña a través de Portbou y destino final Barcelona y Tarragona, a los que hay que sumar otros aproximadamente 14.000 utis en trenes destino Madrid y entrada a través de Irún. En cuanto a los trayectos con Bélgica, se lograron 7.900 utis de entrada y salida a través de Portbou y otros 6.300 utis a través de Irún.

Previsiones para 2013

De cara a 2013, el presidente de Combiberia es incluso más optimista y asegura que el objetivo fijado es crecer más de un 8% en utis gestionados. Estas buenas expectativas se deben principalmente a los dos nuevos trayectos que puso en marcha el operador alemán Kombiverkehr el pasado mes de octubre entre la terminal alemana de Ludwigshafen y la de Morrot en Barcelona.

La principal característica de este servicio es que se realiza de forma directa en vía con ancho UIC, sin necesidad de transbordar en la terminal fronteriza de PortBou para realizar el habitual cambio de contenedores de un tren a otro. Para ello, el tren atraviesa el Túnel del Pertús que explota TP Ferro y conecta con el tercer carril hasta Barcelona.

En el plano meramente económico, el presidente de Combiberia también señala que se han conseguido beneficios «pero pequeños porque nuestro objetivo final no es ganar dinero sino comprar trenes y vender huevos para lograr incrementar el tráfico intermodal ferroviario«.

En este sentido, Obeso anima a Renfe a que tome finalmente una decisión sobre su participación en Combiberia porque hace ya un año que el Gobierno informó sobre la desinversión del operador público en compañías donde no tenía la mayoría y  «a día de hoy, todavía no ha tomado ninguna decisión completa al respecto».

Esta actitud de Renfe, al mismo tiempo, imposibilita que otros socios e incluso operadores internacionales interesados en ampliar o entrar en el capital de Combiberia pueda materializarse y fomentar así su actividad. En todo caso, José Ramón Obeso confía en que esta situación se resuelva lo antes posible.