A la espera de saber qué decide finalmente Renfe con su participación del 22,5%, Combiberia ha decidido poner en circulación un 4% de su capital que tenía en autocartera entre sus actuales socios.

Con esta operación, Combiberia busca equilibrar el accionariado entre la parte de socios perteneciente a la carretera y la parte de socios puramente ferroviarios. Por ello, Kombiverkeh, que controla actualmente un 14%, y Novatrans, con un 15%, no acudirán a la opción de compra de estas acciones a la espera de alcanzar un acuerdo respecto al paquete accionarial del 22,5% de Renfe y que el operador público debe poner a la venta para dar cumplir el Plan de Reestructuración y Racionalización del sector público empresarial aprobado por el Gobierno hace unos meses.

Según ha confirmado a cadenadesuministro.es, el presidente de Combiberia, José Ramón Obeso, hasta ahora cuatro socios han optado por acudir a la operación, en concreto: Pañalón, TCS Trans, Concisa y Contank. 

Según Obeso, el objetivo ideal es que el capital esté equilibrado entre los socios de  transportes por carretera y los ferroviarios como ha venido pasando hasta ahora, dado que entre Renfe, Novatrasn y Kombiverkeh suman el 51,5%. En cuanto a las acciones de Renfe, el presidente de Combiberia contempla dos escenarios, el primero que la compañía no llegue a un acuerdo con ningún comprador y que, por tanto, ponga a la venta entre todos los socios su participación “lo que implicaría que se tenga que prorratee entre todos los socios que quisieran comprar”.

La segunda opción, es que Renfe acuerde con un solo comprador y se fije un precio alto de venta para que ningún socio de Combiberia pueda estar interesado en ejercer la opción preferente de compra que por estatutos le asiste. “Si Renfe elige esto, la única opción es vender muy caro”, insiste el presidente de Combiberia.

Respecto al plazo que cuenta Renfe para vender sus acciones, Obeso reconoce que no sabe cuando se producirá porque “creo que ahora es el ministerio de Economía el que está analizando la operación y por eso la compañía no toma ninguna decisión”.

El 22,5% de acciones de Renfe tienen un valor nominal en libros de 132.227 euros (22,5 millones de pesetas cuando se constituyó la sociedad).

Evolución positiva de los trenes de Kombiverkehr

En otro orden de cosas, el presidente de Combiberia reconoce que el nuevo servicio de tren directo entre Alemania y la terminal de Morrot en Barcelona, que el pasado 15 de octubre puso en marcha Kombiverkehr, está funcionando muy bien, “aunque todavía no van llenos al 100%, como sí  lo hacen los trenes que conectando Ludwigshafen y Colonia con las terminales de Grannollers y Tarragona”.