Comienzan las obras del hub de descarbonización del puerto de Bilbao

Comienzan las obras del hub de descarbonización del puerto de Bilbao, que contará con dos instalaciones para la producción de combustibles limpios.

Martes, 31/05/2022 por CdS

El hub de descarbonización que construye Petronor contará con dos plantas para la producción de combustibles limpios.

Petronor ha dado hoy un paso más en su estrategia hacia la transición energética al iniciar las obras del hub de descarbonización en el uerto de Bilbao.

Las instalaciones contarán con una planta destinada a la producción de combustibles sintéticos, cuyos trabajos de construcción se prolongarán durante los próximos dos años y supondrán una inversión de 103 millones de euros para la planta de combustibles sintéticos.

Además, se iniciará un proyecto de valorización de residuos urbanos con el objetivo de obtener energía baja en carbono.

Así pues, estas instalaciones contará con dos plantas para la producción de combustibles limpios que contribuirán a reducir las emisiones de carbono a la atmósfera.

La primera de ellas, con una inversión de 103 millones de euros, se erigirá como una de las mayores instalaciones de estas características en el mundo y trabajará para producir combustibles de huella cero con el agua y el CO₂, retirado de la atmósfera, como únicas materias primas. El objetivo es obtener carburantes con cero emisiones netas.

Esta planta de combustibles sintéticos irá alimentada por hidrógeno renovable producido por un electrolizador de 10 MW.

El segundo de los proyectos se orientará a la valorización a partir de residuos urbanos como papel, cartón, plásticos o telas. Estos componentes, que ya han finalizado su vida útil, pueden ser aprovechados para producir energía y nuevos materiales.

En este caso, el aceite o gas obtenido se utilizará para sustituir de manera parcial el consumo de combustibles tradicionales que Petronor necesita para sus procesos productivos.

En el momento de su puesta en marcha, las instalaciones contarán con una capacidad de procesamiento de residuos de unas 10.000 toneladas anuales, aunque esta cifra podría ir ampliándose progresivamente en etapas posteriores hasta alcanzar las 100.000 toneladas al año.