Comisiones Obreras afirma que Naviera Armas habría remitido una circular a los capitanes de sus buques en la que les instaría a ampliar la formación de los alumnos de cubierta en prácticas mediante la realización de cometidos propios de los marineros en plantilla, como el trincaje y destrincaje de la carga en turno completo o la limpieza de costados y cristales, entre otros.

El sindicato estima que «las labores encomendadas a los alumnos en prácticas señaladas en la circular de Naviera Armas exceden considerablemente de la formación que debe recibir el aspirante a oficial de la Marina Mercante» y acusa a la naviera de «establecer una estrategia para disponer de mano de obra barata que nada tiene que ver con un plan de formación».

En consecuencia, Comisiones Obreras ha informado a la Dirección General de la Marina Mercante estos hechos, que, en su opinión, estarían relacionados con la petición de Anave para que los alumnos contabilicen como marineros/engrasadores en el Cuadro Indicador Mínimo de Tripulantes.

Armas, por su parte, niega que las prácticas “sean un trabajo encubierto de los marineros” y afirma que se dirigen exclusivamente a formar sobre las labores que llevan a cabo los marineros en sus jornadas diarias.