La postura de fuerza en defensa de una mesa de diálogo social que mantiene desde hace semanas Comisiones Obreras parece estar empezando a dar sus frutos.

De hecho, la central sindical ha conseguido que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana le convoque a una reunión, tal y como venía reclamando desde hace tiempo, incluso con amenazas de movilizaciones.

Habrá que ver cómo condiciona este encuentro las negociaciones que el Departamento que dirige Raquel Sánchez mantiene con el Comité Nacional del Transporte. De igual modo, también habrá que analizar cómo le sienta este nuevo frente a las patronales del sector.

El sindicato considera que el paro patronal es la manera que tiene el transporte de mercancías por carretera de «taparse sus propias vergüenzas», tomando «como rehenes a los trabajadores» y a la ciudadanía «como arma arrojadiza contra el Gobierno».

Al mismo tiempo, Comisiones Obreras acusa a los transportistas de no respetar los convenios colectivos, acuerdos o marcos nacionales de aplicación en el sector.

De igual manera, la organización sindical destaca también que «tanto Inspección de Trabajo como Inspección de Transporte carecen de medios para afrontar todo el fraude a la Seguridad Social y Agencia Tributaria, nacientes de la no cotización de horas extraordinarias y el contemplar como dietas lo que realmente no lo es, aparte de otras cuestiones».

Por todo ello, el sindicato aboga por «llevar el conflicto creado por las patronales a una verdadera mesa de diálogo entre tres (patronales, sindicatos y gobierno), y no la la sala oscura en la que estaban ahora mismo los autores de este problema».

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px